John Abercrombie

· DISPONIBLE JULIO 2017 ·

 SpotifyItunesGoogle PlayAmazonFNACEl Corte inglés

Con una carrera de más de 40 años y casi 50 álbumes, John Abercrombie es uno de los maestros guitarristas del Jazz, que posee sonidos inusuales. Es un investigador incansable, trabajando firmemente en la tradición del jazz, mientras que empuja los límites de la métrica y la armonía.

Nacido el 16 de diciembre de 1944 en Port Chester, Nueva York, creció en Greenwich, Connecticut, donde comenzó a tocar la guitarra a los 14 años. Como muchos adolescentes de la época, comenzó imitando a Chuck Berry, pero fue la música de blues de Barney Kessel la que lo atrajo al jazz. En 1962 se matriculó en el “Berklee College of Music” de Boston y allí comenzó su autentico aprendizaje. Estudió allí hasta 1966, bajo la dirección de Jack Peterson iniciando así una afortunada carrera como sideman y como solista. En aquella época se unió a otros estudiantes para tocar en los clubes y bares locales. Uno de esos clubes, el “Paul´s Mall”, donde actuaba de vez en cuando, estaba conectado a otro club más grande, el “Jazz Workshop” y allí es donde vio actuaciones de músicos como John Coltrane y Thelonious Monk. En sus actuaciones en el club “Paul´s Mall” Abercrombie tuvo la oportunidad de conocer al organista Johnny Hammond Smith, quien lo invitó a unirse a su grupo, para ir de gira. Durante su periodo de estudiante, también se unió con los “Brecker Brothers” y pasó a formar parte del sueño de ese grupo, quienes se convirtieron en una de las bandas más destacadas de Jazz-Rock de finales de los años 60 y principios de los años 70.

Después de graduarse en “Berklee”, se trasladó a Nueva York, donde rápidamente se convirtió en uno de los músicos de la escena jazzística de la ciudad y un músico de sesión de gran demanda. Grabó con artista de la talla de Gil Evans, el saxofonista Gato Barbieri, Barry Miles, por nombrar algunos. También colaboró durante mucho tiempo con el grupo del batería Chico Hamilton. Pero fue con la banda de Billy Cobham, quien también contó con los “Brecker Brothers”, cuando comenzó a destacar. Abercrombie apareció en varios de los álbumes de Cobham, incluyendo “Crosswinds”, “Total Eclipse”  “Shabazz”, y apostó por un nuevo camino en el JazzFusion. El grupo fue contratado para actuar en auditorios y teatros y aparecieron en cartel junto a importantes grupos de Rock como los “Doobie Brothers”. Pero Abercrombie se dio cuenta de que esa no era la carrera que él quería continuar.

A principios de los años 70, conoció a Manfred Eicher, quien lo invitó para grabar con el sello discográfico “ECM” y consiguió editar su primer álbum en solitario “Timeless” junto a Jan Hammer y Jack DeJohnette.  Su segundo álbum, “Gateway”, se editó en el año 1975 con DeJohnette y el bajista Dave Holland; un segundo “Gateway” se volvió a lanzar en el año 1978. También colaboró con el trompetista italiano, Enrico Rava, en cuyo grupo actuaría durante un largo periodo de tiempo.

Related image

Instrumentista virtuoso y creativo, Abercrombie toca también además de la guitarra, el bajo eléctrico y un raro instrumento escasamente utilizado en jazz: la mandolina eléctrica.

Luego pasó a un formato de cuarteto tradicional y grabó tres álbumes con ECM: “Arcade”, “Abercrombie Quartet” y “M”, con el pianista Richie Beirach, el bajista George Mraz y el batería Peter Donald. Abercrombie recuerda que en aquella época, tener su propio grupo era algo realmente importante para él, de ser el líder de su propia banda.

Con su segundo grupo, un trío con el bajista Marc Johnson y el batería Peter Erskine, fue la primera vez que experimentaba con el sintetizador de guitarra. Esto le dio la oportunidad de tocar lo que él llamó “algo más fuerte, una música más abierta, con un ritmo trepidante” y así lo demostró con los tres álbumes que lanzó: “Getting There (featuring Michael Brecker) en el año 1987; Current Events en el año 1988, y John Abercrombie, Marc Johnson & Peter Erskine en el año1989.

A partir de ahí, las formaciones de sus grupos durante los siguiente años, fueron reuniones de sus antiguas bandas, como la que hizo en el año 1995, con los músicos de “Gateway” y con lo que grabó su álbum “Homecoming”

Abercrombie había estado, durante mucho tiempo, enamorado  del sonido del órgano de jazz, por lo que se asoció con el organista Dan Wall y el baterista Adam Nussbaum en el álbum “While We Were Young” y “Speak of the Devil”, ambos en el año 1993. Y en el año 1997 se editó “Tactics” y “Open Land” junto al violinista Mark Feldman y el saxofonista Joe Lovano.

Junto a Feldman, en su cuarteto “AAJ”, incluyó a Marc Johnson y al batería Joey Barron, y marcaron el comienzo de un período de música más libre, y jugando siempre con la improvisación. De hecho, el trabajo de Abercrombie, de este período, ha sido comparado con la música de cámara, por su delicadeza en el sonido y la buena comunicación y telepática entre los músicos.

A lo largo de la década de los años 1990 y 2000 Abercrombie ha seguido marcando tendencia. Ha colaborado en las grabaciones de muchos otros artistas, y formado duetos como el que hizo con el guitarrista, pianista y compositor Ralph Towner; o en 1993, con John Scofield. Y en el año 2007 con Joe Beck.

También ha grabado con el saxofonista Jan Garbarek y el bajista Eddie Gomez. En 2015 Marc Copland, pianista, colabora en el cuarteto de John y el sello discográfico ECM.

www.johnabercrombie.com