The Bad Plus

NYTimes-banner

The Bad Plus Greet the New Year With a New Lineup

[The New York Times / January 2018]

Reid Anderson [bass] Orrin Evans [piano] Dave King [drums]

 SpotifyItunesGoogle PlayAmazonFNACEl Corte inglés

The Bad Plus came together at the end of the 20th century and has avoided easy categorization ever since, winning critical hosannas and a legion of fans worldwide with their creativity, unique sound and flair for live performance. The intensely collaborative trio has constantly searched for rules to break and boundaries to cross, bridging genres and techniques while exploring the infinite possibilities of three exceptional musicians working in perfect sync.

The band consists of founding members Reid Anderson (bass) and Dave King (drums) and new member Orrin Evans (piano) — a group of passionate collaborators with no single “leader.” Never Stop II is the first full-length release from this lineup, comprised entirely of original music with each member contributing fresh compositions. The New York Times calls it “an exhilarating document” that sparks an exciting new chapter for the iconic group.

The Bad Plus will be supporting Never Stop II on tour throughout 2018. Check this site or follow the group on Facebook/Twitter for updates.

The Bad Plus es un un trío musical estadounidense, de jazz contemporáneo formado por el pianista Ethan Iverson, el bajista Reid Anderson y el baterista David King. Anderson y King son originarios de Minnesota, e Iverson es de Wisconsin.

El grupo actuaba desde 1989, pero hasta el año 2000 no fundaron The Bad Plus, en Minesotta y comenzaron tocando en lugares más inverosímiles como en escenarios más ligados al rock en los campus de las universidades y en pequeños bares, mas relacionados con el free jazz.

Con la salida de su primer álbum “The Bad Plus” en agosto del 2001 editado por Fresh Sound, la banda ganó rápidamente notoriedad con excelentes críticas en el New York Times y el Chicago Reader.

Pero el máximo suceso se produjo con  sus presentaciones en el mítico Village Vanguard de New York en el año 2002 que coincidió con la firma de su primer contrato con Columbia Records, que al poco tiempo edita su segundo álbum “These are the Vistas” que sorprende por su conmovedora versión de Smells Like Teen Spirit de Nirvana y Flim de Aphex Twin. A partir de allí comienza una sucesión de giras y exitosas presentaciones en festivales de Estados Unidos y Europa.

El público que los apreció en vivo o escuchó sus discos no necesita muchas más explicaciones. Sabe de lo que son capaces estos tres músicos que decidieron unir sus caminos y que conforman uno de los tríos de jazz con piano más diferentes del panorama actual.

“Raros” los han llamado alguna vez. Para aquellos que no les vieron en un concierto en vivo,  sólo decirles que no esperen una actuación sutil, tranquila y medida bajo las raíces más profundas del jazz, sino a tres intérpretes inquietos y muy movidos que siempre intentan llevar su música un paso más allá.

Es precisamente eso, la inquietud por dar una nueva vida al jazz, para que el género no tenga que volver sobre sí mismo cada dos por tres, lo que motiva a este trio de grandes músicos. ¿Cómo hacerlo? Muy fácil, o eso parece para los de fuera. Por un lado, se toman canciones que uno jamás hubiese imaginado dentro del mundo del jazz, las pasan por su filtro y ahí está el resultado: The Bad Plus reinventa a Nirvana, ABBA, Black Sabbath, Bjork, Led Zeppelín, Pixies o Aphex Twin, consiguiendo momentos realmente encomiables.

Aunque por supuesto, el trío nunca ha renunciado a las composiciones propias.

La banda parece tener esa misma filosofía de las formaciones del rock, que consiguen perdurar en el tiempo a base de ser fieles a sí mismos. The Bad Plus es un torrente de música que tiene muchas cosas que ofrecer tanto en sus directos como en el estudio. De esta forma, los tres intérpretes seguirán divirtiendo de la misma forma que ellos se lo pasan bien, porque eso es algo que se les ve y se les escucha al momento. Y el jazz, sobre todo, es para disfrutar.

El grupo ha pasado más de una década redefiniendo lo que un trío de piano-bajo-batería puede y debe ser. Han llegado a un público de todas las tendencias y edades, con una música original, además de poseer un género ingenioso. Y sus giras han dado la vuelta al mundo.

En su octavo álbum de estudio, “Made Possible” demuestran una vez más que las reglas musicales, se hacen para ser rotas. Este álbum, es una salida palpable hacia nuevos horizontes. Sonidos de sintetizadores y baterías electrónicas, pueden ser escuchados en medio de una gran paleta acústica, firma indiscutible de este trío. Sus nuevas canciones siempre suelen viajar con ellos, en sus giras, antes de ser grabadas y así consiguen de ellas las expectativas más flexibles y con potentes posibilidades.

El propio David King dice que de la banda, que contiene algo de la energía más punky que él haya visto o sentido jamás, como músico.

Desde su primer disco grabado en el año 2005 “Suspicious Activity”, la banda ha pasado de grabar en su tierra natal de Minnesota a los estudios de Nueva York.

A lo largo de su carrera, “The Bad Plus” siempre ha sido una banda de músicos y no de líderes. Han creído en el espíritu de banda y su marca personal ha sido el populismo de vanguardia, con ideas musicalmente sofisticadas sin las trampas intelectuales. Han roto los muros de la convención de jazz.

En el año 2015 el saxofonoista Joshua Redman colaboró con ellos y su trabajo se tituló “The Bad Plus Joshua Redman”. Salieron de gira y estuvieron en los principales Festivales de todo el mundo.

Aunque la mayor parte de su producción ha sido la música original, también han deconstruido canciones en el pop, el rock, así como del country y la música clásica. Su música combina elementos tanto de jazz tradicional como de free jazz, mezclados con influencias de música Rock y Pop. Han grabado versiones de canciones de Nirvana, Aphex Twin, Blondie, Ornette Coleman, Pixies, Rush, Tears for Fears, David Bowie, Black Sabbath y Radiohead.

www.thebadplus.com