Patricia Barber

·DISPONIBLE ABRIL-JULIO2017·

 SpotifyItunesGoogle PlayAmazonFNACEl Corte inglés

De padre músico, en la orquesta de Glenn Miller, Patricia debuta muy joven en los tugurios de Chicago para, diez años después, grabar en el sello Premonition su Café Blue (1994), que le supone el premio a la mejor vocalista femenina del año otorgado por la prestigiosa revista Downbeat.

Su primer éxito discográfico fue A Distortion of Love en 1992. Dos años después, fue con Café Blue, su siguiente álbum, con el que consiguió que su música diera la vuelta al mundo, recibiendo buenas críticas de las mejores revistas especializadas de Jazz. Fue en 1992 cuando empezó a grabar para el sello discográfico Blue Note.

Después de graduarse, en 1984, volvió a Chicago y empezó a trabajar en el mundo del jazz.  Su reputación empezó a crecer y en 1988 fue invitada a tocar en el Chicago Jazz Festival y en el North Sea Jazz Festival, en 1989.

Su voz oscura comienza a crear adeptos, pero no es hasta 1998 que la artista graba su Modern Cool, cuando consigue top 10 de las listas de Billboard y cinco estrellas de Downbeat, por citar sólo dos referencias. A partir de ahí, se suceden las giras y las grabaciones.

Imagen relacionada

Patricia se muestra como una artista ya dueña de sus recursos expresivos al completo y capaz de asumir en brillante síntesis toda la gran tradición musical contemporánea. Siempre se ha visto enfrentada al dilema de si su música es propiamente jazzera. Pero ella tiene las ideas muy claras: “Las etiquetas no son un problema. Nunca he dudado en conservar la etiqueta del jazz y asegurarme de que cada arreglo, sea cual sea el tema, tenga un cierto nivel de sofisticación melódica, rítmica o armónica. No es fácil decir lo que hoy es el jazz. No tiene necesariamente que ver con el swing, pues muchos discos influyentes de jazz actual salen a la luz sin un gramo de swing. Simplemente creo que el público de jazz exige un cierto nivel de sofisticación musical y quiere sentir que una conoce la historia y la tradición del jazz”. El famoso crítico Don Heckman, de Los Angeles Times dice de ella que es una de las pianistas más creativas del jazz que han aparecido en escena en los últimos años. Su música quedará sin duda como uno de los referentes del jazz de principios de siglo y la oportunidad de oírla no debe perderse.

www.patriciabarber.com